Proyecto de Ley: Políticas para el Fortalecimiento de la Formación Docente

Nuestro país, al ser un país federal sujeto a realidades provinciales disímiles con desigualdades regionales, tiene el desafío de construir una formación docente de calidad homogénea en todo el territorio, como piso indispensable para una educación de calidad con oportunidades de vida equitativa para todos los que habitamos el suelo argentino. Este proyecto de ley propone políticas específicas para fortalecer la formación docente con vistas a brindar más y mejor educación para todos y todas.
El proyecto de ley está conformado por 34 artículos y 8 subtítulos. A continuación, describiremos, en líneas generales, este nuevo Proyecto de Ley que tiene como objeto fundamental construir la educación como uno de los articuladores de la identidad ciudadana y como un pilar esencial en la construcción de una sociedad más justa e integrada.

Los 8 subtítulos son los siguientes:

  1. Principios y Objetivos:

Este proyecto establece políticas y programas que promueven la formación docente inicial y permanente en todo el territorio de la Argentina. Las mismas se instrumentarán en el Marco del Plan Nacional de Formación Docente aprobado por el Consejo Federal de Educación y Desarrollo.
Se deberán promover los siguientes lineamientos:

  • Organización y desarrollo planificado de las funciones básicas del sistema formador: la formación docente inicial, la formación docente continua, el apoyo pedagógico a las escuelas y la investigación educativa;
  • Democratización institucional de los institutos de Formación Docente;
  • Ejercicio de la docencia entre los jóvenes con apoyos específicos direccionados a estudiantes con desempeño académico destacado y vocación por la docencia;
  • Planeamiento del sistema educativo de las jurisdicciones y de los niveles de enseñanza obligatoria;
  • Evaluación integral y periódica del sistema formador;
  • Garantía de financiamiento.
  1. Formación inicial y Apoyo Pedagógico a Escuelas:

El Instituto Nacional de Formación Docente implementará una política curricular federal, garantizando lineamientos básicos para todo el país. El Ministerio de Educación, a través del Instituto Nacional de Formación Docente, implementará en cada provincia formaciones de pos-títulos disciplinares y pedagógicas destinadas a los docentes de los Institutos de formación. A su vez, el Ministerio instrumentará el financiamiento necesario para lograr que todos los docentes y directivos de los institutos formadores accedan a la formación provista por los pos-títulos.
El Instituto Nacional de Formación Docente fomentará la innovación de las prácticas pedagógicas y promoverá la difusión de las experiencias de producción de conocimientos relativos a la formación docente en todo el territorio nacional.
Además, la función de apoyo pedagógico a las escuelas deberá vincularse con la formación docente inicial. El Estado Nacional, las provincias y CABA deberán establecer acuerdos entre las instituciones formadoras y las instituciones de los niveles de enseñanza obligatoria para la producción y el intercambio de materiales y recursos pedagógicos y el diseño conjunto de programas de mejora sobre las necesidades institucionales y las áreas disciplinares de atención prioritaria.

  1. Apoyo a Estudiantes y Promoción de la Docencia:

Se debe fomentar el estímulo al acompañamiento a los estudiantes para promover la opción por la docencia y garantizar el acceso, permanencia y egreso con igualdad de oportunidades. El Ministerio de Educación instrumentará un sistema de becas nacionales para atraer el ejercicio de la docencia. Estos estímulos se denominarán BECAS DOCENTES ARGENTINOS (será de un monto no inferior a la mitad del salario inicial docente vigente en cada momento). En función de las necesidades y planificación estratégica del Sistema Educativo Nacional, se establecerán las áreas prioritarias para la asignación de las becas.

  1. Planeamiento y Desarrollo del Sistema Formador Docente:

El Estado Nacional, las provincias y CABA llevarán a cabo relevamientos periódicos, coordinados por el Instituto Nacional de Formación Docente, para determinar las áreas formativas vacantes para la formación inicial y continua, la distribución estratégica de ofertas, las necesidades de localización prioritaria, el financiamiento, etc. con vistas a implementar los planes y/o programas de mejora necesarios y proveyendo su financiamiento. Por su parte, se crearán nuevos Institutos con validez nacional en los títulos y certificaciones.

  1. Formación permanente e Investigación:

La formación docente será gratuita, de alcance universal y carácter federal, destinada a todos los niveles de la educación obligatoria y la educación superior, y a todas las instituciones educativas de gestión estatal y privada del país. Además, abordará integralmente la formación individual y colectiva mediante un componente de trabajo centrado en la unidad de escuela; incluso, se crearán acciones y programas de investigación e innovación educativa llevados a cabo por los Institutos de Educación Superior

  1. Carrera Docente:

A los efectos de asegurar la unidad del Sistema Nacional de Formación Docente y la movilidad docente en todo el país, en igualdad de condiciones y posibilidades, el Ministerio de Educación y las entidades gremiales docentes celebrarán acuerdos paritarios que posibiliten:

  1. Creación de nuevas alternativas mixtas del cargo docente en las instituciones formadoras;
  2. Valoración de títulos y certificaciones y el ascenso en la carrera docente;
  3. Acceso al ejercicio de la docencia y a los cargos directivos y realización de concursos públicos y abiertos de antecedentes y oposición (exposiciones orales) en las mismas.

Se concursará para los Cargos con Especialización con los siguientes ejes temáticos: gestión y liderazgo escolar, alfabetización inicial, educación rural, educación en contextos de vulnerabilidad social, etc.
La creación de los Cargos con Especialización será gradual a fin de posibilitar el financiamiento conjunto por el Gobierno Nacional y los gobiernos provinciales. El financiamiento será priorizado para los cargos en las regiones y escuelas ubicadas en contextos de vulnerabilidad social.

  1. Evaluación del Sistema Formador:

El Instituto Nacional de Formación Docente implementará en todo el país una evaluación común de integración  de conocimientos para todos los alumnos de todos los Institutos Superiores, con el objeto de determinar los logros de aprendizaje en los principales núcleos curriculares de la formación. Esta evaluación se llevará a cabo cada dos años en sus dos primeras realizaciones: 2016 y 2018. Los procesos de evaluación deberán estar siempre orientados al diseño e implementación de políticas de apoyo y mejora.

  1. Fondo Nacional para el Fortalecimiento de la Formación Docente:

Se creará el Fondo Nacional para la Formación Docente, que será administrado por el Instituto Nacional de Formación Docente y financiado por un monto anual no inferior al 0,2 por ciento de los ingresos corrientes previstos en el Presupuesto Anual del Sector Público Nacional. Este fondo podrá incorporar aportes de personas físicas y jurídicas, así como otras fuentes.

  1. Disposiciones complementarias:

Se designa como Autoridad de Aplicación al Ministerio de Educación, a través del Instituto Nacional de Formación Docente.

Este nuevo proyecto de Ley no sólo promueve a las claras la movilidad social a partir de la educación y trabajo, enriqueciendo la agenda educativa con nuevas iniciativas que fortalecen el impulso hacia una mejora educativa permanente, sino que también centraliza estratégicamente las políticas educativas en el Estado Nacional trabajando conjuntamente con las provincias, equipando a nuestros docentes para ejercer una práctica profesional exigente y vital para el desarrollo social, cultural y económico del país. Así, se da una respuesta seria y concreta a las crecientes demandas del contexto social, de las transformaciones culturales más globales y de los cambios del ámbito laboral.